• MediCannabis

La recaudación de IVA, IEPS e ISR crecerá con la regulación de la marihuana

La ley que discute el Senado en México contempla el cobro de impuestos por importación de cannabis de países donde su consumo es legal a nivel federal, como Canadá y Uruguay


La posible y pronta aprobación de la ley para regular el uso médico, lúdico y científico de la cannabis en México representa una oportunidad para generar ingresos extra al sector público a través de la aplicación de impuestos a quienes siembren, compren, vendan, importen, comercialicen, exporten y distribuyan la planta y sus derivados.


Y es que la nueva ley, si de aplica de manera eficiente, llegará justo en el momento en que el país requiere de ingresos extraordinarios para poder atender las necesidades de gasto e inversión programados para el año en curso. “El hecho de recaudar impuestos a través de un recurso natural como la cannabis abre posibilidades poco exploradas, al menos de manera oficial, por el gobierno mexicano. En los lugares donde se ha implementado este tipo de regulaciones, ha habido una derrama importante de impuestos. ”, explicó Julio Zenil, activista y director de Expo Weed en México.

El IEPS, el IVA y el ISR son los impuestos que pueden aplicarse a la marihuana como sucede en la actualidad con cualquier tipo de producto de consumo en México, especialmente a los considerados de uso nocivo para la salud o al medio ambiente como las gasolinas, el tabaco, el alcohol, o las bebidas azucaradas, explicó Carlos Alberto Bautista, especialista de la Facultad de Negocios de La Salle.

El dictamen de Ley para la Regulación del Cannabis, pendiente de aprobarse en la Cámara de Senadores, determina que al aprobarse la Ley se deberá analizar y proponer qué impuestos deben aplicarse y hace referencia al IEPS.

“Lo más probable es que se le cobre el IEPS y como cualquier bien regulado y comercializado tendría que pagar el IVA de 16% en el interior del país y de 8% en frontera y el IEPS se cobrarían en el precio final al consumidor, el ISR se cobra sobre las ganancias a las empresas”, explicó el especialista de La Salle.


El dictamen de la Ley determina que se darán cinco tipos de licencias: cultivo, transformación, comercialización, exportación o importación e investigación del cannabis y sus derivados, para ello los interesados deberán estar registrado en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), estar al tanto en el pago de impuestos y no tener antecedentes penales.


Impuesto a la importación


Por esta y otras disposiciones en el dictamen, las personas físicas y las empresas podrán importar y exportar cannabis de países con este tipo de regulaciones a nivel federal, como Canadá y Uruguay, con Estados Unidos no, porque las regulaciones son por estados, detalló Zenil, quien también es integrante del consejo editorial de la Revista Cáñamo.

El artículo 62 de la iniciativa establece que en los casos en los que se pueda importar cannabis y sus derivados será en términos de los tratados internacionales de los que México es parte, en esta ley y en la Ley General de Salud.

“Es posible que también se requieran cambios en la Ley Aduanera para la inclusión del cannabis en lo relacionado con el sector de medicamentos o el de transporte como materia prima”, refiere el análisis del Instituto Belisario Dominguez (IBD) del Senado, Algunas experiencias internacionales en materia de impuestos al cannabis.


¿Cuánto?


Tras la aprobación del Decreto en Diputados (primera vuelta) en noviembre de 2020, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera explicó que de ser aprobada la Ley se tendría que gravar este producto con el IEPS, pues es un producto que tiene repercusiones en la salud.


Los impuestos y controles de precios que se establezcan deben ser tales que no incentiven a los consumidores a abastecerse en el mercado ilegal ni a aumentar su consumo, además deben establecerse con base en el precio del producto, peso y/o la potencia de las sustancias, refiere el estudio del IBD.

No hay una estimación del potencial recaudatorio, pero se puede citar el caso del tabaco, que puede ser similar, de una caja que compramos de cigarrillos con valor de 65 pesos, en promedio se pagan 50 pesos es de IEPS e IVA, 15 son por el valor del producto, explicó el catedrático de la Salle.




En 2020, solo por la aplicación de IEPS al tabaco, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recaudó 43,848 millones de pesos (mdp), solo -0.2% menos en términos reales que frente a 2019, en un entorno de crisis económica y caída de otros ingresos públicos. Los petroleros, por ejemplo, se desplomaron más del 50%.

En 2018, en seis estados de Estados Unidos (Alaska, California, Colorado, Nevada, Oregon y Washington) donde el uso de la marihuana no está penalizado se recaudaron 1,158 millones de dólares (mdd), del primer a segundo año de su aplicación la recaudación creció 158%, y fue perdiendo ritmo, del año dos al tres creció 55%, y del tres al cuatro creció 29%.


¿A dónde?


“La idea es que estos recursos se destinen a planes de prevención de adicciones, y consumo problemático de diferentes sustancias”, explicó Zenil.

Por ello es de vital importancia que los recursos que se quieran obtener por impuestos al cannabis sean etiquetados, con el objetivo de darles un total seguimiento a su uso.

“Se puede etiquetar para salud o para algunas cuestiones más, pero una vez que llegue a la Tesorería el dinero, el gobierno federal reparte el presupuesto entre estados, dependencias… vamos a ver cómo acaba, ese es el problema”, culminó Carlos Alberto Bautista.


Vía: El Economista

13 vistas0 comentarios
logo-kanastore03.png
  • Black Facebook Icon
Captura de Pantalla 2020-09-24 a la(s) 1

Revista Digital

MEDICannabis 2020 ®

  • White Facebook Icon